CLO | A un partido del ascenso

La última jornada de la Chinese League One será de lo más emocionante. Tres equipos, empatados a 56 puntos, pelearán por las dos plazas de ascenso a primera división. Vista la temporada, imposible de predecir a los afortunados.

La segunda división de China llega a su última jornada con más tensión que nunca. Mientras los descensos ya están decididos, las dos plazas de ascenso aún no tienen dueño fijo, pues tres equipos con los mismos puntos llegan al desenlace de la competición con opciones reales de materializar el ascenso.

Estos equipos son el Tianjin Quanjian, el Guizhou Zhicheng y el Qingdao Huanghai (en este orden los coloca la clasificación). Ninguno de estos clubes supera los diez años de vida y hasta no hace muchas temporadas se encontraban peleando por ascender a la categoría de la que hoy quieren escapar.

Estar entre los grandes

Si algo es seguro de todo esto es que la Super Liga China contará la próxima temporada con dos clubes debutantes. La máxima división de China se plantó en primera plana del panorama futbolístico internacional a causa de las grandes inversiones realizadas por jugadores de renombre. Sin embargo, en la segunda categoría también se trabajaron mucho las plantillas y, pese a que no al mismo nivel, también se realizaron inversiones considerables.

Contra estos tres fenómenos, contrastan los recién descendidos Shanghai Shenxin y Beijing Renhe, que pasarán otro año más en segunda. También destaca el descenso de un histórico como en Qingdao Jonoon, que bajó a la categoría de plata en 2013 tras diecisiete años consecutivos en la Super Liga China y que ahora vuelve a la categoría que abandonó en 1992.

Inversión de primera

El Tianjin Quanjian, que iniciaba su sexta campaña en la Chinese League One, pareció tener prisa por ascender y llevó a cabo la inversión más sonada de la categoría. Llegaron los brasileños Luis Fabiano, Geuvânio y Jádson, a los que se les unió Sun Ke, procedente del Jiangsu Suning y que a día de hoy aún es internacional con China. Sin haber empezado a rodar el balón ya se le daba como equipo de primera, aunque la nave comandada por Vanderley Luxemburgo tuvo más sombras que luces.

El equipo de Tianjin empezó como un tiro y no tardó en hacerse con el liderato, pero a partir de la sexta jornada encadenó siete partidos sin conocer la victoria, sumando tres puntos de 21 posibles. La salida del técnico brasileño del banquillo no sorprendió a nadie y el escogido para reemplazarle fue Fabio Cannavaro. Con el italiano, el equipo volvió a relucir y, pese a que se ha dejado puntos sorpresa por el camino, está a un triunfo del objetivo.

Il Bello ha dirigido hasta la fecha 17 encuentros sumando 13 victorias, 1 empate y 3 derrotas, unos números que mejoran con creces a los de su predecesor pero que no le han valido para distanciarse de sus dos rivales en la lucha por el ascenso. Sin ir más lejos, en la penúltima jornada cayó en casa del Guizhou Zhicheng, perdiendo la posibilidad de ser, a día de hoy, equipo de primera división.

Cambio radical

El Guizhou Zhicheng es otro de los equipos implicados en la lucha por el ascenso y lo hace tan sólo dos temporada después de ascender a segunda división. El club de la provincia de Guiyang salvó la categoría la pasada campaña por un punto y de verse peleando por la permanencia ha pasado a ser un firme candidato al ascenso.

 

El equipo ha sabido combinar a la perfección los que debe ser un equipo de segunda división: jugadores con experiencia más jóvenes en busca de minutos. En este segundo apartado el equipo logró hacerse con los servicios de Liang Xueming y Liu Hao, cedidos por el Guangzhou Evergrande, y de Fan Yunlong, a préstamo por el Beijing Guoan. Además, sus jugadores foráneos han ayudado con creces al buen rendimiento en la presente temporada. Se fichó a Festus Baise, nigeriano y con amplia experiencia en el fútbol asiático, y al brasileño Mazola, máximo goleador del equipo con 11 tantos. En su plantilla también destaca la presencia del veterano Iban Cuadrado, que llegó la pasada temporada tras dos excelentes campañas en el Shanghai SIPG.

Los de Guiyang no empezaron del todo bien la temporada, consiguiendo cinco puntos en los cinco primeros encuentros, pero siete victorias consecutivas en las jornadas posteriores les hicieron escalar rápidamente. A partir de ahí, la regularidad en los resultados, sólo cinco derrotas en diecisiete partidos, les hizo no abandonar las primeras posiciones. Así, el Guizhou Zhicheng, podría celebrar su décimo aniversario en la Super Liga China.

La sorpresa está en Qingdao

De los tres clubes implicados en el ascenso, el más joven es el Qingdao Huanghai, que con tan sólo cuatro años de vida está asombrando a propios y extraños. Tras dos temporadas consiguiendo la permanencia, no sin apuros, los directivos quisieron darle un salto de calidad a la plantilla y para ello se contrató al técnico Jordi Vinyals. Sin duda contratar al catalán, con experiencia en una de las mejores canteras del mundo como es la de FC Barcelona, además de otros equipos, fue todo un acierto, mostrando de entrada interés en tener una mayor solidez en un aspecto clave, el banquillo.

Además de su cuerpo técnico, llegó acompañado de los jugadores Martí Crespí, procedente del Sabadell, y del brasileño Yuri de Souza, toda una institución en la SD Ponferradina. Al igual que en el caso anterior, también obtuvieron cesiones de jugadores jóvenes por parte de equipos de la Super Liga China, con lo que se pudo armar un equipo en condiciones para, por lo menos, mantenerse en la categoría.

La derrota inicial contra el Tianjin Quanjian por 0-3 no frenó la confianza del Quingdao Huanghai y consiguió su primera victoria una semana después contra el Guizhou Zhicheng. Tras una nueva derrota en la tercera jornada, el club de Qingdao sumaría seis victorias seguidas, algo que le aupó a los primeros puestos. Tras un tramo medio algo titubeante, volvió a la senda de los triunfos consecutivos en la parte final del campeonato.

A falta de una jornada, el Qingdao Huanghai se ubica en tercera posición a causa del golaverage desfavorable respecto a sus dos rivales, ya que si bien a conseguido anotar 49 goles, segundo equipo más goleador, ha encajado 41, casi el doble que sus contrincantes. Esta es la pequeña desventaja con la que encara el último partido el equipo de Jordi Vinyals, por lo demás, ya se han ganado la admiración de su afición y de las del resto la liga.

¿Quiénes son tus preferidos?

Tres equipos empatados a puntos, dos plazas de ascenso y un sólo partido restante. ¿Quiénes crees que van a estar la próxima temporada en la Super Liga China? ¡Te invitamos a participar en la encuesta del ascenso en nuestro Twitter!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s