Copa China Final | La última copa

A la temporada futbolística en China le quedan dos partidos en los que se decidirá al campeón de la Copa China 2016. Guangzhou Evergrande y Jiangsu Suning, vigente campeón, pelearán por ella.

Sin lugar a dudas se trata de la final soñada: el campeón al que todos quieren destronar y el aspirante que trazó un proyecto para conseguirlo y que, en la Super Liga China, no pudo hacerlo. Desde los prolegómenos de la campaña 2016 ya se intuía que el Jiangsu Suning sería el principal candidato para presionar al Guangzhou Evergrande. Un equipo con nuevos inversores que estableció un traspaso récord al contratar al brasileño Alex Teixeira por 50 millones de euros. Al ex del Shakhtar le acompañaron nuevos refuerzos como el también brasileño Ramires, el aussie Trent Sainsbury y varios nacionales como el meta Gu Chao, Xie Pengfei o Li Zhichao. Estos nombres se unían a una plantilla que ya contaba con jugadores notorios entre los cuales destacaban Wu Xi, Li Ang o el coreano Hong Jeong-Ho. Sin embargo, el Guangzhou Evergrande, sin extravagantes inversiones, supo hacer frente a la presión llegada desde cada rincón de China para jugar como siempre y alzar un nuevo título liguero.

El Jiangsu Suning viajó hacia Cantón con la intención de asaltar el Tianhe Stadium / Osports

La segunda Copa China

Con la liga decidida a favor de los de Cantón, ahora ambos equipos se enfrentarán para conseguir el que sería su segundo título de Copa China. Dos planteles construidos para ganar frente a frente sin un tercero que permita especulaciones, esta era la final deseada.

El Guangzhou Evergrande regresa a una final de Copa China tres años después de caer contra el Guizhou Renhe en la final de 2013. Un año antes, los Tigres del Sur de China ganaron al mismo equipo para conseguir el que es, hasta la fecha, su único título copero.

Con todos sus efectivos, el Guangzhou Evergrande preparó el primer asalto de la final / Osports

Por su parte, el Jiangsu Suning disputará su tercera final de Copa China y de forma consecutiva. En 2014 cayó contra el Shandong Luneng, pero una temporada más tarde se rehízo coronándose campeón al derrotar al Shanghai Shenhua. Ahora, se encuentra ante la oportunidad de confirmarse como una alternativa real para reducir la hegemonía del Guangzhou Evergrande.

Baño en la Supercopa

Como campeón de liga y de copa en la temporada 2015, Guangzhou Evergrande y Jiangsu Suning se enfrentaron el pasado 27 de febrero en la Supercopa de China. Aquel partido, muy tempranero para sacar conclusiones, supuso una cómoda y contundente victoria por 2-0 del Guangzhou Evergrande. Los dos goles de Ricardo Goulart fueron la guinda a un nivel de juego muy superior por parte del equipo de Cantón.

A dos encuentros de la gloria

La trayectoria de ambos equipos en la Copa China 2016 no ha dejado duda de que querían estar en la final y luchar frente a frente. Pese a que ha habido momentos complicados y la necesidad de remontadas, tanto Guangzhou Evergrande como Jiangsu Suning han cumplido las expectativas y nos brindarán un cierre de campaña de lujo.

El primer invite de esta fiesta tendrá lugar el 20 de noviembre en el Tianhe Stadium de Cantón, mientras que una semana después, el día 27, se viajará hasta el Nanjing Olympic Sports Centre para que uno de los dos alce el título de Copa China 2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s