Copa China | ¡La copa es para el Guangzhou Evergrande!

El Guangzhou Evergrande termina la temporada de la misma forma como la empezó: levantando un título. El valor doble de los goles en campo contrario hizo que el 2-2 en casa del Jiangsu Suning le valiera para lograr su segundo título de Copa China.

Tras el empate a uno en el Tianhe Stadium, la final de Copa China 2016 se tenía que decidir en Nanjing, en casa del Jiangsu Suning. Los locales partían con la ligera ventaja de haber empatado en campo contrario y de jugar ante su afición, pero el Guangzhou Evergrande sigue contando con esa suerte del campeón que le acompaña desde 2011.

Pese a conseguir ponerse en dos ocasiones por delante en el marcador, el Jiangsu Suning vio como un gol de Huang Bowen en el minuto 81 le alejaba de revalidar el título de Copa China, a la vez que acercaba al Guangzhou Evergrande a sumar el segundo en su palmarés.

Paulinho al rescate

Pese a que en el inicio del encuentro pareció que el Guangzhou Evergrande tomaba la iniciativa, fueron los locales los que se adelantaron bien pronto gracias a un tanto de Roger Martínez en el minuto 7. El delantero colombiano aprovechó un mal rechace de Zhang Linpeng para empalmar el balón desde fuera del área y enloquecer a las gradas del Nanjing Olympic Sports Centre.

Como se podía prever, la reacción del Guangzhou Evergrande no tardó en llegar, pues aún queda mucho partido por delante. Sin embargo, sufrió hasta poder empatar. En el 14′, Paulinho no acertó a conectar una dejada de Goulart y su posterior remate, sin ángulo, no fue un problema para el meta Gu Chao. Más adelante, en el 19′, fue Zhang Linpeng el que probó fortuna. El lateral agarró un balón en la banda derecha para correr hacia la portería rival y chutar desde el pico del área. Aunque peligroso, su disparo se fue al lateral de la red. Ya en el 36′, una recuperación de Alex Teixeira en el centro del campo acabó con el brasileño rematando a puerta desde dentro del área tras combinar con Roger Martínez. Liu Dianzuo atajó el balón y evitó el peligro. El meta del Guangzhou Evergrande volvió a intervenir para detener el disparo de Yang Xiaotian.

Cuando el descanso ya asomaba llegó el gol del empate. Corría el minuto 47 cuando Zhang Linpeng colgó un balón al área para que Li Xuepeng tocara de cabeza buscando a un compañero. El balón cayó provocando un barullo entre la zaga local que finalizó la acción de la peor manera. El esférico se escapó de ellos y lentamente fue hacia Paulinho, que con un fuerte disparo lo envió al fondo de las mallas.

Bowen anula a Martínez

El encuentro se reanudaba con la final igualada. La primera gran ocasión del segundo tiempo llegó en 56′, cuando una triangulación entre los brasileños Goulart, Alan y Paulinho acabó con el disparo de este último. Pese a que el ex de Corinthians se encontraba en una buena posición, el baló se marchó por encima del larguero. La réplica no tardó en llegar, pues en el 58′, Liu Dianzuo sacó una excelente mano para evitar que el remate de cabeza de Trent Sainsbury se convirtiera en gol.

El partido iba avanzando y ambos conjuntos buscaban más la portería pero no podían escapar del nerviosismo de una final final que puede decidirse por el mínimo detalle. Pero ante esta situación, apareció nuevamente la figura de Roger Martínez, que controló una asistencia de Ramires para zafarse de sus marcadores y disparar a puerta para conseguir el 2-1. Era el minuto 73 y el Jiangsu Suning daba un paso de gigante para hacerse con la copa.

copa china 2016

Huang Bowen marcó el gol que le dio la Copa China al Guangzhou Evergrande / Osports

A estas alturas no se esperaba más que un Jiangsu Suning defendiendo el resultado y un Guangzhou Evergrande yendo a por todas, ya que el empate le hacia campeón. Pero mucho antes de lo esperado, el plan de los locales se fue a pique por una acción tan sencilla como desafortunada.

El electrónico marcaba el minuto 81 cuando Huang Bowen recibió un balón en la línea de tres cuartos. Sin nadie que le marcara, el centrocampista alzó la cabeza y, simplemente, chutó a puerta. El balón pasó entre varias pierna para botar justo delante de Gu Chao e inutilizar su estirada. El Guangzhou Evergrande empataba el encuentro y el golpe fue demasiado duro para el cuadro local: de campeón a perdedor en apenas diez minutos. El encuentro se alargó hasta el 99′ y el marcador no volvería a moverse.

 

El triplete de 2016

Con esta victoria el Guangzhou Evergrande, además de sumar su segundo título de Copa China, cierra una temporada 2016 en la que se lo ha llevado todo en China en un duelo mano a mano con el Jiangsu Suning. Inició el curso alzándose con la Super Copa China, se adjudicó la Super Liga China a dos jornadas de la conclusión y cierra la temporada coronándose como campeón de Copa China.

Guangzhou Evergrande 2016

Un mejor papel en la Champions Asia hubiera redondeado la fiesta, pero en la temporada en que el fútbol en China ha querido ser protagonista mundial, el Guangzhou Evergrande ha dejado claro que aún sigue siendo el mejor.

Anuncios

Un comentario en “Copa China | ¡La copa es para el Guangzhou Evergrande!

  1. Pingback: El primer título de la temporada | Super Liga China

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s